Rector Vivaldi realiza visita técnica a Vicuña Mackenna 20

Hasta el recinto llegaron también la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, y el director de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile, Rodolfo Saglimbeni, quienes se mostraron sobrecogidos por la envergadura de la sala de conciertos que albergará el recinto. En él también se emplazarán el Centro de Extensión Artística y Cultural (CEAC), el Instituto de Asuntos Públicos y el Instituto de Estudios Internacionales (IEI).A cinco pisos de profundidad, en un espacio que todavía es frío y donde apenas llega la señal de teléfono, se termina de construir un espacio casi improbable: la sala de conciertos de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile, que se convertirá en el espacio de mejor acústica en el país y entrará a competir por los primeros lugares en América Latina.
Hasta ese espacio llegaron este jueves el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi; la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei; y el director de la Orquesta Sinfónica, Rodolfo Saglimbeni, para hacer una visita técnica. La sala de conciertos se enmarca en el proyecto de Vicuña Mackenna 20 (VM20), el edificio que la Casa de Bello construye en el céntrico punto y donde cohabitarán el Instituto de Asuntos Públicos (INAP), el Instituto de Estudios Internacionales (IEI), el Centro de Extensión Artística y Cultural (CEAC), el Departamento de Postgrado y Postítulo y la Dirección de Relaciones Internacionales.
"Fue una visita extraordinaria y excelente", resumió el Rector Vivaldi tras la experiencia. "Hay espacios sobrecogedores, como la sala de conciertos y los halls. Es un ambiente que genera comunidad, con grandes patios de luz, donde los estudiantes pueden interactuar y conversar. La arquitectura es maravillosa", añadió.
Hacia abajo el avance del proyecto es evidente, pero los equipos de la constructora Ferrovial Agroman trabajan con dedicación para levantar los ocho pisos y 32 mil metros cuadrados que el proyecto contempla. A la fecha, explica la inspectora fiscal del contrato, Orietta Rodríguez, el avance de las obras se cifra en un 43 por ciento.
"Esperamos culminar la obra gruesa a fines de octubre de 2021", detalla Rodríguez. En la visita, se presentaron a las autoridades cuatro espacios diferentes, los "más icónicos" del proyecto. "El primero es el acceso al CEAC, que va a ser el marco de la antigua fachada de la Facultad de Química y Farmacia", explica. Esta entrada da a la Avenida Vicuña Mackenna y contempla una tecnología que emula y homenajea la característica apariencia del edificio que antiguamente existía en el sitio.
También visitaron el acceso al IEI, que se hará a través de la calle Arturo Burhle —donde el proyecto retrocedió dos metros la línea de construcción para devolver espacio a la calzada— y los patios del INAP. "Este es un edificio que privilegia los espacios comunes y, por lo tanto, tiene grandes patios para que los alumnos compartan", comenta Rodríguez. Finalmente, la delegación bajó hasta la sala de conciertos, cuya obra gruesa está 100 por ciento terminada.
Una sala de conciertos para Chile
Ese fue precisamente el espacio que "sobrecogió" a los visitantes. "Me provocó una enorme emoción ver lo que va a ser la sala de conciertos", dijo la alcaldesa Matthei. "Es de una dimensión generosa y bonita. Va a ser de verdad un hito. Esto realmente es un edificio que en 100 o 200 años más va a seguir siendo bello, porque fue diseñado con espacios generosos, con una visión de un edificio que tiene prestancia, casi majestuosidad en sus espacios interiores. Estoy feliz de haber estado acá y felicito a la U. de Chile por haber tenido la visión de construir algo que además es un privilegio que esté en Providencia", comentó.
La Sala de Conciertos "va a ser la mejor de Chile, y -probablemente- una de las mejores en América Latina", añadió el Rector Vivaldi. En el diseño del proyecto, de hecho, participaron los destacados ingenieros acústicos argentinos Gustavo Basso y Rafael Sánchez, quienes han liderado proyectos de renombre internacional, como la preservación de la calidad acústica del Teatro Colón, del Teatro del Bicentenario San Juan y el diseño de la sala sinfónica La Ballena Azul del Centro Cultural Kirchner.
"Además de ser sobrecogedora por su despliegue y altura, hay lugares que uno ya los sueña, como -por ejemplo- un foyer donde hay un gran muro, y donde creemos que correspondería tener un gran mural. También fue muy hermoso que nos haya acompañado la alcaldesa, que se quedó con esta sensación de estar ante algo que se está construyendo para la historia. Uno se imagina a sus descendientes, en el Santiago de 20, 50 o 100 años más disfrutando de este espacio que será un monumento para Chile", cerró el Rector Vivaldi.Por Consuelo Ferrer, Universidad de ChileViernes 10 de septiembre de 2021