Buscan exportar a Latinoamérica software creado en el CMM

El programa es una exportación no tradicional que permitirá a los ministerios de Educación latinoamericanos asignar recursos en forma eficiente para lograr más cobertura y mayor calidad, en base a esta iniciativa liderada por el investigador Jorge Amaya.

La ubicación de escuelas, liceos y colegios no solo es importante para un sistema escolar más eficiente y una mayor cobertura: también afecta la calidad de la educación, ya que determina la distribución de recursos en asuntos que van desde la cantidad de alumnos por curso hasta el número de profesores que enseñarán en ellos, pasando por diversos ámbitos.
Un software creado por Jorge Amaya, investigador del Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile (CMM), y su equipo busca apoyar la asignación de estos recursos en los establecimientos de educación básica y media a través de una nueva tecnología, objetivo que no cumplirán sólo en Chile: el programa será exportado a diversos países de Latinoamérica de la mano de U-Planner, empresa premiada por Microsoft como ‘Partner of the year 2017’. De hecho, ya están en conversaciones con el Gobierno de Buenos Aires y autoridades educacionales en Perú y Colombia, que podrían dar resultados en los próximos meses.
Se trata de un modelo de optimización decisional sobre localización de escuelas. El programa apoya las decisiones del ministerio de Educación tomando en cuenta, en primer lugar, indicadores que inciden en la calidad, como el número de niños por curso, las distancias entre las escuelas y las viviendas de los alumnos, las horas que debe tener cada asignatura, el número óptimo de profesores por colegio, los límites presupuestarios y otros”, explicó el académico que recibió apoyo de Corfo para el desarrollo y que trabajó en conjunto con el Centro de Investigación Avanzada en Educación.
“Esos números son cruzados con variables sociales, económicas y demográficas como la población del lugar, la edad de los habitantes, los niveles de empleo, el crecimiento de determinados sectores de la ciudad, los tiempos de traslados y viajes, etcétera, para estructurar y modelar la oferta pública de educación”, continuó detallando Amaya.
Así, no es lo mismo tomar decisiones en un barrio emergente, de parejas jóvenes con hijos pequeños que en otro más consolidado, donde las familias tienen hijos adolescentes, por ejemplo. Mientras las primeras necesitarán escuelas básicas, las segundas demandarán liceos.
Esta información se enlaza con un sistema de ubicación geográfica que permite desplegar en un mapa la información de los colegios y su ubicación. “Siempre tienes una imagen de lo que está sucediendo: los lugares donde falta y donde hay exceso de competencia. Puedes estudiar escenarios nuevos o futuros y proyectar incluso a 10 o 20 años plazo”, agregó.
La metodología ya ha sido validada en algunos servicios locales de educación como Barrancas (que agrupa a escuelas y liceos de las comunas de Cerro Navia, Lo Prado y Pudahuel) en 2017 y, antes, en comunas como Pudahuel y Maipú antes.
La interfaz fue diseñada por la misma empresa U-Planner, que comercializa el sistema no solo en Chile, sino también en Colombia, Argentina y otros países.
“Como el software entrega un gran valor en calidad educativa y cobertura de educación escolar, tiene un gran potencial para el mercado latinoamericano, tanto como para ministerios de educación como para secretarías regionales de educación”, explicó Juan Pablo Mena, gerente de la compañía especializada en educación.
Por la complejidad y número de variables utilizadas y la escala del proyecto, utilizarán el supercomputador más poderoso de Chile, ubicado en el CMM.Francisco Otondo, Comunicaciones CMM.Miércoles 16 de mayo de 2018