48% de postulantes en primera preferencia a estatales quedaron fuera

A esto se suma que, según la investigación desarrollada por la Unidad de Estudios del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech), los planteles estatales tienen un mayor número de postulantes provenientes de establecimiento municipales y subvencionados. Ante este escenario, el Rector Vivaldi abogó por la necesidad del crecimiento de la matrícula, uno de los puntos de la Ley de Universidades Estatales que aún está en discusión.Como un tema fundamental calificó el Rector Ennio Vivaldi la necesidad de ampliar la matrícula de las universidades estatales, esto, ante los resultados de un informe de la Unidad de Estudios del Cuech que muestra que un 48,4 por ciento de los postulantes en primera preferencia a las universidades estatales no pudieron matricularse por falta de vacantes, cifras correspondientes al año 2016.
En tanto, el año 2017, el porcentaje asciende a 47,8 por ciento, considerando la creación de los dos nuevos planteles estatales, las universidades de O'Higgins y Aysén, y que representa que de los 60.247 postulantes que pusieron como primera opción a un plantel Cuech, finalmente se matricularon 31.455.
Fundamental, dijo el Rector, porque “debemos escuchar y responder al anhelo de los jóvenes chilenos de incorporarse a las universidades del Estado", además de que "es imposible que el sistema universitario chileno vuelva a ser mixto con una matrícula estatal de tan solo un 15 por ciento del total".
"Las universidades estatales son garantía de una formación con espíritu de servicio público y respeto al prójimo. De ahí saldrán líderes con una visión integral de país", destacó el Rector agregando que, esperan, "haya una voluntad real, no meramente declarativa, para permitir otorgar el financiamiento basal que permita la expansión del sistema estatal".
Fue en el año 2015 que por la entrada en vigencia de la gratuidad mediante Ley de Presupuesto 2016 que el Ejecutivo impuso una restricción del 2,7 por ciento en las posibilidades de expandir la matrícula de los planteles estatales, situación que las autoridades de los 18 integrantes del Cuech esperan revertir, quedando estipulado en el proyecto definitivo.
Otra de las informaciones emanadas del informe es que las universidades estatales tienen un mayor número de postulantes provenientes de dependencia subvencionada y municipal. En este ámbito, el 48 por ciento de los estudiantes que estudiaron en este tipo de establecimientos postularon a las universidades del Estado.
Es así como, concluye el estudio, “la reducción de las vacantes PSU en las universidades estatales impacta preferentemente a estudiantes de origen social desfavorecido (municipal y subvencionado), siendo esta restricción de la oferta académica estatal una forma de exclusión social y de frustración de expectativas de inclusión y movilidad social, a partir de la educación superior pública”. 

 Texto: Francisca PalmaMiércoles 11 de octubre de 2017